Archivos para 16 septiembre 2012

Perspectiva II. Cuidarnos


El ir ampliando la esperanza de vida hasta el nivel máximo de nuestro organismo, no hace que nuestro cuerpo automáticamente permanezca siempre joven.
Cuando nuestra esperanza de vida no era superior a los 30 años, principios del siglo XX, nuestros cuerpos no sufrían un envejecimiento celular ni neuronal ya que esto ocurre normalmente a una edad de 35 años. A partir de esta edad, perdemos más células de las que generamos y nuestros cerebros llevan años perdiendo 12.000 neuronas diarias. Sigue leyendo