Archive for the ‘ Hábitos ’ Category

Contra la anestesia televisiva – gimnasia mental


IMG_6806

No hace mucho mantenía una conversación sobre los programas de televisión con unos amigos. Estas conversaciones normalmente tienden a derivar a los programas basura. Uno de los argumentos que se utilizaron para defender a las personas que los ven, es que les servía para no pensar, para dejar el cerebro anestesiado. Dejaban de pensar en sus preocupaciones y podían estar bastante tiempo viéndolos.

Me vino a la memoria aquella escena de la película Wall-e en la que se mostraba un futuro distópico humano en el que la gente en sus sillas se pasean por la nave sin tener contacto con los demás, totalmente abstraídos en la visualización de sus monitores.

Seguir leyendo

La efectividad tenía un precio


Moneda

Cuando llevas muchos años haciendo las cosas de una forma determinada, es muy complicado empezar a realizarlas de otra forma. Porque cambiar tus hábitos, requiere pasar por las cuatro fases del aprendizaje, y mucho esfuerzo mental y ese es del que nos cuesta mucha energía.

Es una lucha titánica, porque tu cuerpo quiere entrar en modo ahorro, y seguir con sus antiguas costumbres. Es tu dialogo interno, el que debe crear la realidad adecuada para crear las condiciones necesarias para que tu cerebro se esfuerce día tras día en repetir una y otra vez hasta interiorizar y cambiar un hábito por otro.

Seguir leyendo

No seas tonto y no salgas de tu zona de confort, amplíala


file000969958046

Leía en el blog maestro Alfonso Alcántara (@yoriento) sobre no salir de tu zona de confort, hazla más grande, un concepto que me ha llamado mucho la atención.

El concepto de salir de la zona de confort siempre me había creado aversión y generado inacción. No me entendáis mal, pero el hecho de salir de un sitio en el que estás confortable da un poco de pereza.

Pero que es la zona de confort, según la wikipedia:

La zona de confort es un estado de comportamiento en el cual la persona opera en una condición de “ansiedad neutral”, utilizando una serie de comportamientos para conseguir un nivel constante de rendimiento sin sentido del riesgo.

Es decir, en el momento en que salimos de nuestra zona de confort estaremos en una situación que generará ansiedad y nuestro rendimiento entrará en riesgo. Ya me diréis quien es el tonto que quiere algo así.

Seguir leyendo

Leído Aprende a liberarte del estrés con GTD®


sleepingdogAyer finalicé la lectura del libro Aprende a Liberarte del Estrés con GTD®, de José Miguel Bolívar (@jmbolivar), uno de los referentes y maestro en productividad de habla hispana.

El libro me parece interesante y un complemento excelente a los de David Allen, ya que nos ayuda a comprender, profundizar y matizar aquellos principios de GTD® que no quedan del todo bien explicados en los de David Allen.

Pero del libro no quería hablar, porque creo que cualquier persona interesada en progresar en GTD® debería leerlo.

Quería hablar de los adjetivos con los que califica al cerebro y hacer mis propias reflexiones.

Seguir leyendo

Richard Heinberg: Cómo reducir la economía sin quebrarla. Un plan en diez puntos


Última llamada (Manifiesto)

Richard Heinberg (foto: Post Carbon Institute)(Reproducimos un importante texto del divulgador estadounidense y miembro del Post Carbon InstituteRichard Heinberg, previamente publicado en castellano en la revista 15/1515 para una nueva civilización)

La economía humana es actualmente demasiado grande para ser sostenible. Lo sabemos porque la Global Footprint Network, que metódicamente hace seguimiento de los datos, nos informa de que la humanidad está usando actualmente recursos equivalentes a una Tierra y media.

Podemos usar temporalmente los recursos más rápido de lo que la Tierra los regenera únicamente tomándolos prestados de la futura productividad del planeta, dejando menos para nuestros descendientes. Pero no podemos hacerlo durante mucho tiempo. De una forma u otra, la economía (y aquí estamos hablando principalmente de las economías de los países industrializados) debe reducirse hasta que subsista con lo que la Tierra puede proveer a largo plazo.

Ver la entrada original 2.308 palabras más