Contra la anestesia televisiva – gimnasia mental


IMG_6806

No hace mucho mantenía una conversación sobre los programas de televisión con unos amigos. Estas conversaciones normalmente tienden a derivar a los programas basura. Uno de los argumentos que se utilizaron para defender a las personas que los ven, es que les servía para no pensar, para dejar el cerebro anestesiado. Dejaban de pensar en sus preocupaciones y podían estar bastante tiempo viéndolos.

Me vino a la memoria aquella escena de la película Wall-e en la que se mostraba un futuro distópico humano en el que la gente en sus sillas se pasean por la nave sin tener contacto con los demás, totalmente abstraídos en la visualización de sus monitores.

Sigue leyendo

Anuncios

La efectividad tenía un precio


Moneda

Cuando llevas muchos años haciendo las cosas de una forma determinada, es muy complicado empezar a realizarlas de otra forma. Porque cambiar tus hábitos, requiere pasar por las cuatro fases del aprendizaje, y mucho esfuerzo mental y ese es del que nos cuesta mucha energía.

Es una lucha titánica, porque tu cuerpo quiere entrar en modo ahorro, y seguir con sus antiguas costumbres. Es tu dialogo interno, el que debe crear la realidad adecuada para crear las condiciones necesarias para que tu cerebro se esfuerce día tras día en repetir una y otra vez hasta interiorizar y cambiar un hábito por otro.

Sigue leyendo

Perdiendo el tiempo


file2841343361442Durante mi adolescencia me pase muchas horas jugando al ordenador. Eran unas horas que compartías con los amigos o bien copetías sólo contra la máquina. Durante esas horas, recuerdo a mi madre diciendo aquello de “hijo, deja de perder el tiempo y ponte a estudiar”. Pero aquello no era perder el tiempo, era aprovecharlo, otra cuestión es si era la opción más acertada, pero el tiempo lo vivías intensamente, tan intensamente que pasaba volando.

Podríais decir que estaba en el cuarto oscuro, procrastinando, y seguramente tendríais razón, pero en aquella época ni se escuchaba la palabra, así que estaba pasándomelo bien.

Con el transcurso del tiempo y unos pocos años más en las espaldas, lo que tengo claro es que “perder el tiempo” es otra de aquellas expresiones referentes al tiempo que dejan clara la falta de formación en efectividad que tenemos. Solo me faltaba que mi madre me hubiera metido un curso de gestión del tiempo para bordarlo.

Sigue leyendo

Dentro de la mente de un maestro procrastinador – Tim Urban


monkey

Una de las cosas que más me gustan de las TedTalks es descubrir personas sorprendentes que son capaces de comunicar de forma simple y extraordinaria.

La charla de hoy, trata de la procrastinación. La procratinación es un tema recurrente entre las personas que hablamos de productividad, desde sitios modestos como este, o referentes en habla hispana, algunos ejemplos son:

@jmbolivar Procrastinar con GTD aumenta tu productividad o Productividad: ¿Qué es Procrastinar en el contexto GTD?

@jeronimosanchez La procrastinación buena no existe o Los cuatro tipos de procrastinación.

@ajmasia y su serie sobre procrastinación.

@jeroensangers El arte de procrastinar: como no hacer nada en todo el día.

Sigue leyendo

No seas tonto y no salgas de tu zona de confort, amplíala


file000969958046

Leía en el blog maestro Alfonso Alcántara (@yoriento) sobre no salir de tu zona de confort, hazla más grande, un concepto que me ha llamado mucho la atención.

El concepto de salir de la zona de confort siempre me había creado aversión y generado inacción. No me entendáis mal, pero el hecho de salir de un sitio en el que estás confortable da un poco de pereza.

Pero que es la zona de confort, según la wikipedia:

La zona de confort es un estado de comportamiento en el cual la persona opera en una condición de “ansiedad neutral”, utilizando una serie de comportamientos para conseguir un nivel constante de rendimiento sin sentido del riesgo.

Es decir, en el momento en que salimos de nuestra zona de confort estaremos en una situación que generará ansiedad y nuestro rendimiento entrará en riesgo. Ya me diréis quien es el tonto que quiere algo así.

Sigue leyendo