De tal palo tal astilla y la Weasel Zone

weasel01Un libro que sirve como manual imprescindible para sobrevivir en el mundo empresarial es La Estrategia de la Comadreja de Scott Adams.

Lo leí en un momento de mi vida en el que tenía a una auténtica comadreja como compañero de trabajo. En lecturas posteriores pude ver algunos hábitos “comadrejiles” que yo también tengo.

Que en la empresa existan “comadrejas” no es algo que me obsesione excesivamente, creo que son las empresas las que deberían buscar los motivos por la que los empleados no acaban de comprometerse con su trabajo.

Llevo algunos años en esto de la informática y he ido cambiando de clientes y con ellos protocolos, herramientas y metodologías. Al principio no era muy consciente de lo que hacía ni de porqué lo hacía, únicamente acataba lo que me decían ya que confiaba ciegamente en el criterio de las personas con más experiencia.

Poco a poco y a medida que iba adquiriendo más experiencia, empecé a interesarme del porqué de aquello que hacíamos y podía compararlo con situaciones anteriores. Iba conociendo a más gerentes y mi opinión crítica se forjaba de forma proporcional a cada cambio.

Me fui dando cuenta de que las formas de trabajar en las que he participado, están llenas de “weasel zone”, es decir, zonas grises en los que las mentiras se funden con la realidad. Algunos ejemplos

  • Cuando un político te explica su programa electoral, el político te va a mentir, pero como tu sabes que te esta mintiendo, estás en una zona comadrejil.
  • Cuando un abogado te da los buenos días.

Resolver las zonas comadreja dependen única y exclusivamente del buen hacer y de la buena voluntad del trabajador para que las cosas acaben funcionando.

Son zonas difícilmente controlables y que permiten jugar con los tiempos de las tareas que tienes que realizar otorgándote la facultad de vivir mucho mejor.

Saber aquellos departamentos que han cambiado de nombre, se han duplicado en las herramientas o están desbordados, donde siempre puedes enviar aquellas peticiones que te están estorbando, y así las puedes quitar de tu tejado.

Siempre hay formas de controlar y eliminar estos puntos muertos, pero eso requiere un tiempo que nadie quiere perder.

A medida que las metodologías, herramientas y procesos se vuelven más comadrejas y acompañado por la falta de compromiso del trabajador, que a su vez se vuelve más comadreja, es un caldo de cultivo para que se genere una desconfianza por parte del cliente produciéndose un incremento de la gestión con un mero afán controlador. Este incremento de la gestión hace que la comadreja se vuelva más escurridiza.

Pero cuándo estalla el sistema, en el momento en que empiezan a penalizar económicamente los ANS (Acuerdos a Nivel de Servicio).

Como es lógico sistemas creados por grandes comadrejas son sistemas comadrejas, de tal padre tal astilla.

Lo realmente preocupante de esto es que no haya dejado de sorprenderme con estos temas.

 

Imagen de http://www.morguefile.com/creative/Carlson.

img_ccTodo el material publicado en este Blog, salvo las obras que no pertenecen a su autor, se difunden bajo licencia CC by-SA de Creative Commons, por lo que eres libre de copiar, distribuir y comunicar este contenido de forma publica, hacer un uso comercial del mismo, etc., siempre que lo hagas bajo las condiciones de la licencia indicada, y que reconozcas a su autor e indiques un enlace al contenido original o en su defecto a la pagina principal de este blog.

Anuncios
  1. 14/06/15

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: