Con mucho arte…

El mundo está lleno de gente con arte y de artes hay muchos y muy variados, están los que tienen arte bailando y se dedican a la danza, hay quienes tienen arte contando chistes y se hacen cómicos, hay de los que tienen arte preguntando y se hacen entrevistadores, los hay que tienen arte dándole patadas a un balón y se hacen futbolistas y los hay hasta que tienen arte interrumpiendo y se llaman interruptores y otros tiene el arte de interrumpirse a si mismos y estos se llaman autointerruptores.
De estos dos últimos tipos de artes quería hablar, realmente son los que más me afectan en mí día a día. Para ello pondré sobre la mesa una situación bastante típica, a ver si alguno la recuerda, cuando realmente destacan los grandes genios de la interrupción.
Estás en tu trabajo, con el traje de bombero, apagando un fuego que se ha desatado hace una hora, buscando como solucionarlo antes de irte a casa, lo cual parece bastante improbable. En ese momento se acerca el artista con una sonrisa de oreja a oreja mirándote hasta pararse junto a ti y te dice:
– Tengo un marrón encima que me está matando, llevo toda la semana con el cuadro de mando para el jefe y necesito que me ayudes porque esta gráfica no sé muy bien cómo hacerla.
Vale, esta es la situación límite, pero hay otras, como el que te viene a contar el último chismorreo, o el que te envía un mensaje instantáneo contándote un chiste, o el que te pregunta si hay que entregar tal documento.
Vale, no siempre estás en modo bombero, otras estás concentrado preparando tal documento, o la reunión de la semana que viene.
Vale, a veces no es un compañero, porque alguien ha comentado la última foto que has subido a facebook y total por mirar un momento que han puesto…
La verdad es que cada interrupción nos cuesta volver a concentrarnos y es posible que alguna revisión extra por si nos hemos dejado algo.
Este hábito artístico, es muy complicado de eliminar y aunque todos sabemos que es una falta de respeto hacia nuestros compañeros, nuestro carácter latino es muy fuerte.
Se me ocurren algunas formas para que nuestros compañeros sepan cuando pueden interrumpir o no.

  • Mensajería instantánea:

    • Poner el modo ocupado mientras estás realizando alguna tarea que necesite de tu concentración, incluso se podría incluir una frase indicando en que estás ocupado en tu estado.
    • Poner el modo disponible en la mensajería instantánea en el momento en que haces tareas que necesitan poca concentración y puedes ser interrumpido.
  • Correo electrónico:
    • Cerrar el correo electrónico para evitar notificaciones.
  • Internet:
    • Cerrar cualquier navegador que pueda tentarte a mirar tu correo, si han colgado la foto de la última cena facebook o cualquier distracción que se te ocurra.
  • Compañeros:
    • Decirle que no puedes atenderle en este momento y en cuanto acabes, es aconsejable indicar un tiempo realista, irás para ayudarle. Es importante que cuando finalices el periodo de concentración, vayas a ver qué era lo que necesitaban ya que esta técnica solo funciona si tus compañeros saben que luego les atenderás.
  • Móvil personal / Teléfono de trabajo:
    • Silenciar las notificaciones durante el periodo en que necesitas concentrarte. No es fácil hacerlo cuando recibes notificaciones desde las redes sociales. Si alguien necesita contactar contigo, por algún tema urgente siempre puede llamarte por teléfono

Por lo que he leído en algunos foros, hasta algunas empresas, han instaurado sistemas para controlar las interrupciones.

  • Hora feliz, es una hora en que el trabajador tiene destinada a trabajar en aquellos temas que necesitan una mayor concentración, no pudiéndose hacer reuniones, ni ir a la cafetería. Es una hora de máxima concentración para avanzar temas. Esta hora es común en toda la empresa.
  • Incluir un semáforo como material de oficina, en el caso de que el semáforo esté en rojo es que estás realizando una tarea que necesita de tu concentración.

Como se puede ver hay tantas formas de interrupción que el auténtico arte es conseguir permanecer durante el tiempo necesario en la zona de concentración.
Seguro que utilizáis otras formas de evitar las interrupciones, ¿Cuáles utilizáis? ¿Se os ocurre alguna? ¿Qué pueden hacer las empresas?

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: