El tonto con motivos y el listo sin motivos

Emilio Duró en sus ponencias y entrevistas habla de “El tonto motivado” y según el: “En la vida no hay nada peor que un tonto motivado. Si no tienes ni idea y te motivas, hundes la empresa. Tienes que saber y también tener ganas, ilusión y pasión.“. ¿Realmente no hay nada peor que un tonto motivado?
Yo me pregunto si el listo desmotivado, ¿no puede hundir una empresa? Es importante tener en cuenta que las emociones son contagiosas, una sonrisa te hace sonreír, un abrazo te enternece. Si el listo inocula a sus compañeros el virus de la desmotivación, conseguiremos un grupo en el que no queremos estar.
El discurso de Emilio Duró cuando habla del tonto motivado continua así “Hoy sabemos que la gente optimista, alegre y entusiasta, a igualdad de conocimiento rinde entre el 65% y el 100% que la gente normal, luego habremos de incorporar al conocimiento ganas de vivir.” Quiere decir que aparte del contagio emocional positivo que nos dará el tonto motivado, tendremos que tener en cuenta que su rendimiento será entre un 65% y un 100%. ¿No crees que sería bueno buscar que hace bien el tonto para situarlo en algún sitio donde pueda trabajar a máximo rendimiento en un puesto en el que sea realmente competente?
Es posible que el problema lo tenga el gestor que es incapaz de examinar desde la equidad al tonto para buscar sus puntos fuertes.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: